El cubo y la arquitectura de formas puras

ciudades

Publicado en: Café de las ciudades, año 3, número 20, Argentina.
Por Ariel Cavilli
– Fuente: www.cafedelasciudades.com.ar/cultura_20.htm
Leggere in pdf
_________________________________

Acabo de revivir la fascinante 2001, Una odisea del espacio; la visión cinematográfica de Kubrick comparte con la de menor calibre de Star Trek: Primer contacto un mismo interés por las formas puras. La omnipresencia del monolito negro de proporciones, posado como siniestra losa o lápida sepulcral, entronca con el mismo deseo intemporal del fascinante cubo Borg. La segunda película impone un colosal hexaedro regular de piel fuertemente texturada desplazándose en posición rotada-diagonal. La rugosidad exterior demuestra un interior con cavidades, una extasiante lógica de infinita repetición y superposición reticular, como aquellos laberintos homogéneos de Escher. Otra incursión en Internet me colocó en el hallazgo de un semejante interés arquetípico-formal; se trata pues de una exposición de arquitectura de cubos organizada por Exposeum. Contiene nueve proyectos que exhiben distintas escalas, aproximaciones y matices del cubo como pensamiento fundante.

“La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes reunidos bajo la luz. Nuestros ojos están hechos para ver las formas bajo la luz: las sombras y los claros revelan las formas. Los cubos, los conos, las esferas, los cilindros o las pirámides son las grandes formas primarias que la luz revela bien; la imagen de ellas es clara y tangible, sin ambigüedad. Por esta razón son formas bellas, las más bellas. Todo el mundo está de acuerdo con esto: el niño, el salvaje y el metafísico. Es la condición esencial de las artes plásticas”. Le Corbusier y su Hacia una Arquitectura resonaba así para atrapar la emoción de las intemporales formas primarias. Una arquitectura que traspasa los tiempos: “las Pirámides, el Templo de Luxor, el Partenón, el Coliseo, la Villa Adriana, las Torres de Babilonia, el Puente del Gard, Santa Sofía de Constantinopla, las mezquitas de Estambul, la Torre de Pisa, las cúpulas de Brunelleschi y de Miguel Angel, el Pont-Royal, los Inválidos”.

Continue reading

Arquitectura poetica

e-valencia
Publicado en: e-Valencia, Valencia.
– Fuente: http://e-valencia.org/index.php?name=News&file=article&sid=5157
Leggere in pdf
_______________________________

La arquitectura puede y deber ser algo más que el mero hecho constructivo. “Nosotros creamos los lugares y luego los lugares nos crean a nosotros”, afirma Gianfranco Spada, joven arquitecto italiano que está convencido de que la arquitectura es una especie de sustancia alquímica que actúa como nexo entre la humanidad y la naturaleza.

Destinada a la creación de espacios que provoquen la emoción poética, la labor de Spada pasa por el hecho de cuestionar las relaciones entre lugares, objetos y personas preponderantes en la actualidad. La verdadera arquitectura debe provocar un impacto en el alma, lo que sólo se hace posible poniendo en entredicho estas relaciones, consolidadas a lo largo del tiempo.

El respecto por las cualidades intrínsecas de los materiales es una prerrogativa de la obra de Gianfranco Spada, así como la exploración de los límites entre la arquitectura y el arte, búsqueda que se enmarca en la tradición de la sencillez en el diseño, entendida desde un punto de vista tanto visual como espiritual.

El particular acercamiento de Gianfranco Spada a la arquitectura le ha permitido afrontar y desarrollar proyectos muy diferentes, desde una casa para el fotógrafo Manuel Artero en Valencia, hasta una urbanización en los Pirineos catalanes o la reforma de la Ópera de Lille en Francia. Una labor marcada por el compromiso declarado con la sencillez de las formas y la poética de la luz, y sobre todo influida por la herencia moderna de la escuela veneciana y el rigor pragmático catalán.

Nacido en Bari, Italia del sur, en 1972, Gianfranco Spada estudió arquitectura en Venecia y en La Cambre
de Bruselas. A finales de 1999 se instaló en Barcelona, donde trabajó con los arquitectos Roldán y Berenguer de R+B e inició una larga colaboración con el veterano arquitecto José María Bosch i Aymerich (que fue alumno de Mies Van der Rohe y trabajó con Wright en Taliesin). Actualmente reside en Valencia, donde ha abierto su propio estudio de arquitectura: Atelier27. Sus proyectos han sido expuestos en diferentes ocasiones y han sido reseñados en publicaciones de arquitectura nacionales e internacionales.

Edificio de oficinas en la plaza de Viriato de Zamora

012s[1]

011s[1]

Publicado en Catálogo del concurso  ideas para Edificio de oficinas en la plaza de Viriato de Zamora. Diputación Provincial de Zamora, Gabinete de comunicación. Depósito legal: ZA – 236 – 2000

Proyecto 27-CGS de Carmen Lopez, Gianfranco Spada, Silvia Vera.